• IBBBQ

¿Cómo enfrentar las pruebas? Lidiando con el sufrimiento. Pte.2

Autor: Enoch Gutiérrez Lozano, pastor asistente de la “Iglesia Bautista Bíblica Betel de Querétaro”.

Fuente: “MANUAL DEL ALUMNO, Clase de Fundamentos. Ministerio Formación de Discípulos de la Iglesia Bautista Bíblica Betel de Querétaro A.R. ”. 2003 Todos los Derechos Reservados.


A través de la Biblia encontramos a muchas personas que convirtieron la derrota en victoria y la tribulación en triunfo. En lugar de ser vencidos, resultaron vencedores. He ahí la importancia de leerla y de nutrirnos de las experiencias de todos ellos, sobre todo de los principios que siguieron para obtener esa victoria.

Pero para poder enfrentar las aflicciones como Dios quiere, primero debemos comprender algunas realidades.


1. La advertencia sobre las pruebas.


Dios es muy claro en advertirnos sobre la realidad de los problemas y el sufrimiento:


- Santiago 1:2 dice: "Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia".


No dice: "Si os halláis", sino: "Cuando os halléis". Lo que significa que las pruebas habrán de venir, sólo es cuestión de tiempo.


- Jesús advirtió en Juan 16:33 "... en el mundo tendréis aflicción"


Jesucristo nos aseguró que en este mundo tendremos problemas que nos causarán sufrimiento.


- El apóstol Pablo dijo a los que recién habían creído en Cristo: "Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios" (Hch 14:22).


- Pedro, el apóstol dijo: "... tengáis que ser afligidos en diversas pruebas..." (1 Pe 1:6)


El que cree que la vida cristiana es un lecho de rosas, está en un grave error. Aún siendo hijos de Dios, tarde o temprano vamos a experimentar tribulaciones que nos causarán sufrimiento. No podemos esperar que todo salga como lo deseamos.


2. La realidad del sufrimiento.


El sufrimiento es una realidad en este mundo, realidad que tarde o temprano nos toca. Sin embargo, no todas las personas sufren por la misma causa. No podemos adelantarnos a juzgar el por qué del sufrimiento de las personas sin caer en apreciaciones injustas, como las de los "amigos" de Job quienes aseguraban que Job sufría por que era culpable de pecado contra Dios, falsedad que después Dios se encargó de despejar.


Cuando tratamos con el por qué de nuestro sufrimiento o del sufrimiento de otros, no debemos precipitarnos a respuestas dogmáticas o superficiales, pues solamente aquellos que sufren saben la magnitud de sus problemas. Tendríamos que haberlos vivido para entenderlos completamente (Pr 14:10; 15:15 a). Además, una respuesta incorrecta a esta incógnita puede aumentar el dolor. Si no tenemos respuesta sabia y bien pensada, entonces lo mejor es callar (Job 2:11 - 13).


Por otro lado, no todo el mundo asimila el sufrimiento de la misma manera algunos se endurecen y reniegan, otros buscan escapes; otros lo aceptan, se sensibilizan y buscan ayuda; otros lo agradecen; otros se frustran y se desquitan con otros; algunos otros se cierran, niegan lo que les está pasando, pero tarde o temprano explotan. Por esto, es necesario analizar a la luz de la Biblia ésta realidad para poder entenderla mejor y así poder hacer lo que Dios quiere que hagamos y evitar ser llevados por tantas ideas falsas que causan confusión de mente y corazón. Si bien, en el momento de la tribulación nos es difícil comprender por qué y para qué nos suceden, éstas verdades nos ayudarán a encontrar la luz al final del túnel.


A) Vivimos en un mundo afectado por el pecado (Ecl 7:29; Ro 5:12)


Dios creo un mundo donde el sufrimiento no existía; sin embargo, cuando el hombre, en uso de su libre voluntad decidió pecar, el sufrimiento vino como consecuencia (Gn 3:17 - 19). Desde ese entonces, el pecado del hombre afectó su existencia para mal en todos los sentidos: física, moral, emocional y espiritualmente. Por lo tanto, Dios no es responsable del sufrimiento en el mundo, la causa principal del mismo es el pecado. De manera que podemos decir que muchos de los males que vienen a la vida del ser humano (si no todos) dependen del buen o mal uso de la libre voluntad que Dios le dio.


Continuará...


*Material Adicional.

Le recomendamos mucho estudiar completa la siguiente conferencia bíblica que le proporcionamos a continuación.

Título: Persistentes y gozosos en la tribulación.

Por: Enoch Gutiérrez Lozano




También le recomendamos el libro titulado "Demasiado pronto para rendirse. Quince triunfadores de la Biblia nos enseñan cómo seguir adelante y llegar bien a la meta" de Warren W. Wiersbe, el cual está disponible en nuestra librería. Más información: ClickAquí



"¿Está apunto de rendirse? Usted no es el único.

Hojee las páginas de las escrituras y se dará cuenta de que no está solo. Warren Wiersbe desarrolla las historias de quince personajes bíblicos que sostuvieron luchas como usted y yo, personas que hoy consideramos santos de gran temple como:


- Abraham, quien descubrió que la perspectiva determina el resultado.

- Job, quien aprendió a vivir en las promesas, no en las explicaciones.

- Ruth, quien probó que la decisión y la determinación influyen en el destino.

- Habacuc, quién se enfrentó a las circunstancias, pero se mantuvo caminando por fe.

- Pablo, quien descubrió que si usted crece permanentemente, puede seguir adelante.


Con la habilidad de un maestro de la narración, Wiersbe nos ilustra cómo la Palabra de Dios nos da la fuerza para sobrevivir y prosperar cuando se hace el camino rocoso y empinado. Tome un segundo impulso a partir de estas quince vidas fieles y al mismo tiempo aprenda que para el líder siervo, renunciar jamás es una opción."

DIRECCIÓN

AUDITORIO

BETEL BOLAÑOS
Av. de la Salvación S/N 

Col. Bolaños. Santiago

de Querétaro, México.

Tel. 442-245-0160

© 2018 IGLESIA BAUTISTA BÍBLICA BETEL DE QUERÉTARO A.R.